La canción de los maoríes (Sarah Lark)

la cancion de los maories

Estoy en una de esas etapas en las que leo un libro detrás de otro (¡ojalá dure!) y aquí vamos con la continuación de “En el país de la nube blanca” de Sarah Lark.

A continuación pueden haber spoilers.

En este libro la historia también gira alrededor de dos mujeres, en esta ocasión tenemos a dos primas; Kura-maro-tini y Elaine O’Keefe.  Kura es es la nieta de Gwyneira, una de nuestras protas de la novela anterior. Además Kura es mitad maorí. Por otra parte Elaine es nieta de Gwyneira y además de Helen porque sus padres son Fleurette y Ruben que ya conocimos en el libro anterior.

Kura es la heredera de la granja de Gwyn pero no le interesa para nada ponerse al frente de ella. Kura sueña con convertirse en cantante de ópera y ser una reconocida artista en todo el mundo. La verdad que la joven tiene buena voz y su físico exótico y atractivo le hace tenerlo muy creído.

Y realmente Kura no me puede caer peor.

Elaine es una chica risueña que ayuda en la tienda de sus padres o en la pensión de su abuela Helen. Pronto conocerá a William Martyn del que creerá enamorarse y empieza una breve relación.

La relación de ambas primas nunca fue muy estrecha y ambas se distancian cuando Kura le roba el novio a Elaine de forma descarada.  E incluso Kura se casa con William dejando a Elaine insegura y apocada.

Esta parte del libro no me atraía para nada, me resultaba algo aburrido y pensaba que la trama no me iba a llevar a ninguna parte.

Elaine conoce a Thomas Sideblossom, otro hombre con él que se casa después del desengaño vivido con William. Thomas es hijo de un antiguo enemigo de su madre y la maltratará convirtiendo su vida en un infierno y haciendo que Elaine no quiera saber nada de los hombres cuando consigue huir de allí.

Por otra parte por otros motivos, Kura también se acabará yendo de su casa e intentará empezar la carrera que tanto ha soñado desde que es una cría.

Elaine vive con miedo de que la encuentren. Enseguida simpaticé con ella allí y empezó a interesarme más la historia y ver como ella intentaba empezar una nueva vida. Se empieza a ganar la vida como pianista y se volverá a encontrar con Kura y a conocer el verdadero amor.

Me ha dado mucha pena la explosión de la mina, aunque es de lo que más me ha gustado del libro  y Tim y Elaine han sacado mi lado más cursi, me parece muy bonita su historia. Sobretodo me encanta la paciencia que él tiene con ella, la cuál no permite ni que le toquen una mano y cómo se acaba enamorando de él.

Las dos primas se volverán a encontrar y finalmente podrán ser felices después de problemas y problemas. Este libro, como el otro tiene bastante drama.

Me ha gustado el libro, sobretodo las tramas de Elaine y he tenido el corazón en un puño cuando la encuentran pensando en sí la matarían o acabaría en la cárcel.

Pero el final es happy para todos, aunque acaba de manera que sabes que habrá continuación.

Es un libro bastante “normalito” pero que sin embargo tiene algo que te atrapa. Desde luego os aseguro que no es Kura.

Ya me he empezado el último libro de la trilogía y al parecer también son dos mujeres las protagonistas, ¿A qué no lo habíais pensado?

Anuncios