Como fuego en el hielo (Luz Gabás)

Estamos en 1843 y Attua, joven estudiante de ingeniería tiene que irse de Madrid antes de tiempo para ayudar a Matías, uno de sus amigos de infancia a escapar, después de que este mate por accidente al hijo de un conde y quede herido. Durante la travesía conocen a Aurore, una viuda francesa que se dedica a vivir la vida y viajar por el mundo y que les ayuda. Después de la pequeña aventura ayudando a su amigo, Attua está deseoso de reencontrarse al amor de su vida, Cristela, en Albort, pueblo ficticio de los pirineos y lugar de nacimiento de ambos.

Su alegría por el reencuentro con su amor secreto se ve truncado, puesto que su padre ha sido asesinado y deberá hacerse cargo de las termas que durante años regentaron sus padres. Los sueños de Cristela de salir del pueblo también desaparecen cuando se ve envuelta en un trágico suceso y tiene que cruzar la frontera y huir a Francia.

Con las guerras carlistas, en un período convulso y peligroso en España, la pareja luchará por intentar olvidar al otro y formar una nueva vida, separados por las montañas, aunque en el fondo de su corazón saben que un día encontrarán la forma de estar juntos.

Uy, que cursi me ha quedado esa explicación. 

En general el libro me ha gustado, sobretodo la vida en Albort y lo que se ve de las guerras carlistas y revoluciones. El personaje de Matías me parecía interesante y me gustó la parte en la que intentan tomar el pueblo. De hecho me interesaba más la parte de España que la de Francia.

En cuánto a la pareja protagonista, no estaba super emocionada porque imaginaba que aunque pasasen tiempo separados, llegarían a volver a encontrarse de nuevo porque sus respectivas parejas morirían tarde o temprano, así que por esa parte la trama no me sorprendió demasiado.  Vamos, que era bastante previsible.

De Cristela me esperaba más, de hecho cuando huye de Francia me estaba atrapando su historia, luego se me hicieron más aburridas sus tramas.

En cuánto al estilo de la autora me ha gustado bastante, me ha parecido muy ameno, se lee rápido y se nota lo documentado que está el libro. Creo que es lo que ha hecho que la historia me atrapase y me gustase, puesto que en general muchos de los sucesos son previsibles y el romance es bastante típico.

Además me hubiese gustado ver a algún otro personaje más desarrollado.

Por otro lado, me hizo gracia que poco después de leer ‘Reinas Malditas’ nombrasen a Napoleón III, porque yo no paraba de pensar en Eugenia de Montijo.

Anuncios