Una columna de fuego (Ken Follett)

Si me conocéis sabéis que es el libro que esperaba con más ansias.

La tercera parte de los pilares de la tierra, aunque lo único que tienen en común es el nombre de la ciudad (que tampoco es que salga tanto) y algunos sitios que han llamado como personajes de los anteriores libros como el Hospital de Caris. Que por cierto que no me vendan como la mejor historia de amor de esa ciudad es la de Caris y Merthin porque cof cof Aliena y Jack. Es que me parece que algo se comentaba de pasada, no me hagáis mucho caso.

Esta vez nos encontramos en 1558, Ned Willard vuelve a Kingsbridge por Navidad después de pasar un año en Calais. Todo marcha bien para el joven, su madre tiene un próspero negocio y él está enamorado de Margery Fitzgerald, con quién quiere casarse algún día. Nos encontramos en una época convulsa a causa de la religión en la que se persigue a los protestantes y se les quema en la hoguera. Con la llegada de Isabel I (quién era protestante) al trono las cosas se complican a pesar de que ella asegura que no quiere que nadie más muera a causa de su religión. Margery y Ned acaban cada uno en un bando, ella con ferréas ideas católicas e instigada por su familia se casa con el conde de Shiring y él acaba trabajando para Isabel, después de que su madre lo pierda todo y no tener futuro en la ciudad.

En Francia las cosas no están tampoco muy allá, se persigue a los hugonotes (protestantes de allí) y conocemos a Pierre Aumande, un joven que dice descender de los poderosos De Guisa y que hará todo lo posible para hacerse con un hueco en la corte y trabajar para ellos, aún si tiene que traicionar y asesinar a todo aquél que se le ponga por delante.

Nuestro país sale un poco de refilón, con el hermano de Ned que tiene que acabar huyendo perseguido por la inquisición y se hace a la mar. Lo mejor eran todas las menciones que se hacían a que el rey de España era el hombre más poderoso del mundo.

El libro gira entorno a las guerras de religión (por ejemplo vemos la matanza de San Bartolomé en París) y a la lucha de poder que mantienen Isabel y María Estuardo, la reina de los escoceses. El espionaje juego un papel importante y las intrigas de la corte también.

Es difícil reseñarlo, puesto que tiene muchas tramas y subtramas pero más o menos os dejo aquí en spoiler mis opiniones:

– Era obvio desde el principio que a Ned y Margery les pasaría de todo pero que al final acabarían juntos.
– He odiado a Pierre Aumande más de lo que odié a William en los pilares.
– O quizá no tanto porque hace tiempo que no releo los pilares.
– Su muerte la celebré con una gran sonrisa en la cara.
– Sylvie es la mejor del libro y su muerte era totalmente innecesaria, aunque claro sin ella, Ned y Margery no podrían estar juntos después.
– Con esto no quiero decir que Margery no me gustara pero menos.

– La doncella de María Estuardo, Alison, también me gustaba y María Estuardo parecía una mujer de armas tomar. Me gusta un momento en el que se va a ir de Francia después de la muerte de su marido y cuando le dicen que no lo haga ella dice algo así cómo: ‘En Francia soy viuda, en Escocia soy reina.’

Me ha gustado el libro, he aprendido bastantes cosas que mi mente inculta no sabía y la primera mitad la leí casi sin enterarme. Si que es verdad que alguna parte de después, sobretodo con todas las intrigas de la corte,un pelín de politiqueo y demás se me hizo un poco lenta. Me gustó mucho la parte en Francia cuando Sylvie vende libros prohibidos, se enamora y es engañada por Pierre y cómo ella resurge después para seguir luchando por sus creencias. ¿Se nota que era mi favorita? Aunque eso sí, me parecía que le faltaba algo,  más descripciones, quizá.

 

Anuncios

Las cartas de Papá Noel (J. R. R. Tolkien)

Vamos con esta entrada justo cuando se ha acabado la navidad porque sí.

cartas papa noel portada

Cada Navidad los hijos de Tolkien recibían una carta de Papa Noel en la que les contaba lo que pasaba en el Polo norte, con su ayudante el torpe Oso Polar del Norte, sus dos sobrinos Karhu y Paksu, los gnomos rojos. En el Polo Norte pasa de todo, que si el Oso Polar del Norte la lía parda cada dos por tres, que si los trasgos intentan atacar la casa de Papa Noel, que si Papa Noel se tiene que mudar de casa o que alguna vez casi no llega a tiempo para poder enviar los regalos.

No creo que ningún niño lea esta entrada pero si crees en Papa Noel y los reyes magos no sigas leyendo.

Las cartas estaban escritas por Tolkien, quién simulaba una letra temblorosa por el frío y la edad de Papa Noel. También hay trozos escritos por el Oso Polar, con sus faltas de ortografía y sus grandes letras y por el elfo Ilbereth que escribía de manera más elegante. Tolkien acompañó las cartas con ilustraciones de su propia cosecha e incluso diseñó sobres, sellos y matasellos del Polo Norte. Los niños encontraban las cartas o bien junto al árbol de Navidad o por mediación del cartero.

Me parece una idea muy original y bonita y me encantan las historias que se montaba en cada carta, siendo todas muy entretenidas.

Pacto de lealtad (Gonzalo Giner)

Zoe Urgazi es una joven que poco antes del inicio de la guerra civil queda viuda, pues su marido muere en la revolución asturiana. Por si fuera poco descubre que su marido la engañaba y su padre es encarcelado. Solamente le queda su hermano Andrés, que estuvo en la batalla dónde murió su marido. Es su propio hermano quién le traerá a Campeón, un perro que estuvo con él en varias ocasiones y al que le encanta que le tiren cosas y recogerlas al vuelo (en especial pistolas, que no veáis lo que yo sufría con Campeón viéndole hacer cosas temerarias y ya desde el primer capítulo en el que sale). Zoe se queda en la calle, pasando de vivir en un palacete a tener que alquilar una habitación en uno de los peores barrios de Madrid, al ser desahuciada. Con la única compañía de Campeón que será el más leal de sus compañeros, tiene que salir adelante, pues su hermano también tiene que irse.

La joven decide retomar sus estudios de veterinaría en cuánto ha conseguido un poco de dinero y conseguirá un puesto entrenando a perros para un proyecto de la Cruz Roja: crear equipos de rescate de perros.

Por otro lado tenemos a Luther Krugg en Alemania, un reputado veterinario y genetista. Luther es contactado por los nazis que quieren que entrene en el centro de adiestramiento dónde trabaja a perros para hacerlos más agresivos. Poco después se requieren sus servicios para un proyecto secreto: recuperar la mítica raza del perro bullenbeiser. A Luther no le queda más remedio que aceptar bajo la amenaza de hacer algo a su mujer, aunque no está nada contento con tener que hacer ese trabajo.

El libro me ha gustado mucho, es muy fácil y rápido de leer. Se nota que el autor es veterinario porque las descripciones del comportamiento canino y de los perros están muy bien elaboradas. Además el personaje con el que más te encariñas es Campeón que salva a Zoe de más de una. Me ha gustado que la guerra civil está contada de una manera imparcial. Lo que se me hacía un poco más aburrido eran los momentos de espionaje de Andrés y ya me imaginaba lo que pasaría con Zoe y Luther al final.

Me dio mucha pena lo que le pasa a la mujer de Luther, imaginaba que le pasaría algo pero aún así me sorprendió la manera en que la pillan y como acaba después.

También me gusta que la novela esté enfocada en los perros (tanto con la cruz roja como en la búsqueda de la legendaria raza bullenbeiser, puesto que no se lee mucho sobre ello.

Si te gusta la novela histórica y los perros este ameno libro te gustará.

No ha nacido para esto (escrito)

El moribundo mira aterrorizado a su enemigo. Sigue sin entender muy bien que hace ahí y porque aquél que le dio de comer ahora le está atacando. Quiere salir de allí y su instinto le dice que huya, que desaparezca rápido antes de que sea demasiado tarde.

Sus patas no le responden, le flaquean las fuerzas y no puede correr tan rápido cómo desearía. Además  su verdugo se vuelve a acercar amenazador balanceando esa ridícula extraña tela roja. Consigue ahuyentarlo a duras penas, amenazándole con sus grandes cuernos y a punto de herirle. Para su sorpresa oye gritos, cosa que le desconcierta todavía más.

Lentamente, con aspavientos extraños vuelve a tenerle encima y le acorrala. Sin ningún lugar al que escapar y con un dolor atroz recorriendo cada centímetro de su piel se abalanza sobre su agresor en un intento desesperado de defenderse de la inevitable muerte.

Y llega otro pinchazo, se retuerce e intenta sacarse de encima esa extraña arma que le destroza todo el cuerpo.

Rabia, impotencia y sufrimiento.

Con la desesperación del que sabe que va a morir, persigue a su oponente a lo largo de la arena pero sus movimientos son lentos y pronto vuelve a sentir un dolor atroz que le atraviesa todo el cuerpo. Siente deslizarse la sangre a lo largo del lomo y sus ojos ven borroso.

A estas alturas quiere echarse en el suelo y acabar con todo el padecimiento. Pero ni siquiera eso le concede. Su sanguinario oponente vuelve a la carga una y otra vez, esquivando fácilmente sus vanos y exasperados intentos de alejarle.

Si pudieses preguntarle y él fuese capaz de contestar, ¿Crees que entendería que la tortura que le ha arrebatado la vida es  lo que tu llamas cultura?

Más aún, ¿Tendrías la desfachatez de decirle que le amas?

El toro muere frente a una multitud enloquecida que adora a un asesino disfrazado de luces y que aplaude y adora al mismo diablo. Porque solo alguien cómo el demonio podría mostrar cómo trofeo los restos del infeliz animal.

No ha nacido para esto.

La leyenda de la montaña de fuego (Sarah Lark)

23358g

Yo creo que los libros de Sarah Lark ya son un clásico en mi blog.

spoilers

Aroha vive feliz en la escuela de su madre Linda (una de las protas del libro anterior) y la pareja de esta, el  reverendo Lange. Con su amigo maorí Matiu viajan a conocer a la familia de este y cuando vuelven una tragedia accidente de tren hace que Aroha se suma en una depresión.

Por otro lado tenemos a Robin, el hijo de Chris y Cat (¡Cat sigue siendo la mejor de la saga, aunque ya no salga apenas!), un chico soñador que quiere ser actor y que no sirve para la vida en la granja. Sin oportunidades para ser actor en Nueva Zelanda y con unos padres que no quieren mandarle a una escuela en Londres (no le ven capaz de sobrevivir por su cuenta y mucho menos yendo tan lejos), Robin se escapará de casa y acabará en una compañía de mala reputación y relacionándose con gente de no muy buena fama.

Que por cierto yo leí Vera Carrigan y no lo relacioné con el personaje del libro anterior que tan mal me caía.

Hay que ver con lo echada palante que es la madre de Robin y que indeciso y poca cosa que nos ha salido el chiquillo.

Por su parte Aroha rehace su vida, está comprometida y acaba trabajando cerca de las Pink and White Terraces y del Monte Tarawera cómo traductora. Cómo podéis imaginar las cosas no acaban bien, ya que están en el año de la famosa erupción del volcán. Aquí no me pilló por sorpresa la muerte de Koro pero me dio pena igualmente. 

En esta novela no nos hablan mucho de granjas o de perros. De hecho hasta aprendemos cosas de los emigrantes chinos llegados a Nueva Zelanda, lo mal tratados que eran y de las condiciones de vida en las fábricas, que aunque eran pésimas, eran algo mejor que en Europa. March, la hija de Mara y Eru, no sale casi pero cuando lo hace es una digna sucesora de su abuela, Jane. A veces me daban ganas de pegarle.

Esa parte me gustó, sobretodo cuando vemos que Leah ya no es la borracha y drogadicta que Robin conoció y empieza a trabajar también en la fábrica. No me gustó sin embargo que acabase con el hermano de March y no con Robin. 

Para mí el final es muy precipitado y no lo disfruté tanto cómo el resto del libro pero tampoco os lo quiero desvelar.

Y bueno si esta mujer vuelve a sacar otra trilogía, aunque pase lo mismo que en otros de sus libros, yo me la leeré.

Fobias

Fobia: Temor intenso e irracional, de carácter enfermizo, hacia una persona, una cosa o una situación.

En realidad no hacía falta que os explicase que es una fobia pero a veces algunos parecen olvidarlo y se lo toman a broma.

Llevo tiempo pensando hacer un post sobre este tema, aunque quizá a nadie le interese leerlo, pero es mi blog y a veces me gusta reflexionar y compartir pensamientos con vosotros, aunque me lea una persona o dos.

¿Cuántas veces no habéis visto el típico artículo que dice: “Las 10 fobias más absurdas“, “Fobias ridículas” y cosas por el estilo. Se lee una fobia hacia algo que se cataloga de “absurdo” porque la cosa en cuestión a lo que le tienes miedo es inofensiva, no te va a hacer daño por mucho que tu le tengas pánico, la gente llena los comentarios sin comprender cómo alguien le puede tener miedo a eso y burlándose.

¿Creéis que haciendo burla la persona se va a sentir mejor? ¿Que a la persona esa fobia no le da suficiente vergüenza? ¿Y que sufre la fobia por vicio? Comentarios cómo: “¡Si no hace nada!” O acercar el objeto-animal-lo-que-sea a la persona no ayuda en absoluto. Y es una cosa seria, puede provocar un ataque de pánico o ansiedad a la persona que tiene la fobia.

Siempre me ha dado mucho coraje, hay fobias que parecen socialmente aceptadas por ser las más comunes. Ejemplos de esto son por ejemplo la aracnafobia (miedo a las arañas), aerofobia (miedo a viajar en avión), claustrofobia (temor a quedar confinado en espacios pequeños y cerrados), ofidiofobia (miedo a las serpientes) o colrofobia (miedo a los payasos), la gente no se sorprende si dices que te dan miedo las arañas pero sí lo hace si dices que te da miedo el color amarillo (xantofobia) o el queso (turofobia).

Sufro blenofobia. Y no veáis la ilusión que me hizo descubrir que lo que tanto miedo me ha dado toda la vida lo padecían más personas y que tenía nombre, después de pasar años intentando esconder ese miedo por lo que dirían los demás.

En mi caso siempre que el tema derivaba a las fobias, después de que la gente decía lo que le daba miedo, yo empezaba diciendo: “Te vas a reír pero…” o algo por el estilo. He vivido toda la vida con vergüenza de confesar mi miedo. Y lo dices y te empiezan a hacer bromas relacionadas con ese miedo, cómo que una vez cogieron a cierto animal o lo pisaron. O que eso no hace nada, que es inofensivo.

¡Y mi favorita! Con una sonrisa enorme en la cara te miran y te dicen: ¡Pero si eso no hace nada! Entendería que te diese miedo un tiburón o una araña pero eso…Pues mira sí, me pueden dar ataques de ansiedad cómo al que le dan miedo las alturas y le suben a lo más alto de un edificio.

No sé, creo que nos tomamos a la ligera los miedos de los demás y que no es tan difícil tener un poco de empatía y ser comprensivos con ciertos temas.

En fin quería compartir un poco mi experiencia. Que por cierto descubrí esta página un día de casualidad buscando una fobia (no recuerdo cuál) y es genial porque tiene un listado muy grande de fobias y no te pone ninguna foto, cosa que se agradece. Quién sabe, lo mismo alguien descubre que algo a lo que siempre tuvo miedo, tiene nombre.

Sé que es una entrada algo diferente a las que estáis acostumbrados pero a veces apetece explayarte dando tu opinión sobre algo.

A la deriva (escrito)

Abraza a su pequeño y se aferra a él, como si de esa manera pudiera alejarle del peligro en el que se encuentran. El niño no se mueve y ella teme que vaya a morir congelado antes de llegar a su destino. No puede arroparle, no tienen mantas y aunque las tuviesen no habría suficientes para todos, así que trata de darle calor con su cuerpo. También intenta fijar la vista en un punto dónde poder hacer caso omiso a las olas, las cuáles parece que vayan a tragarse la embarcación de un momento a otro. Podría ignorarlas si no fuese por las sacudidas y si pudiese deshacerse de esas ganas de vomitar y ese miedo que le impide pensar con claridad.

No sabe nadar.

Frente a ella hay miles de rostros ojerosos y temerosos, condenados a un mismo futuro incierto y víctimas de un pasado infernal. Apretujados, en la mente de todos surge la misma pregunta, ¿Qué va a ser de ellos?

Hace tiempo que el optimismo se agotó,  sus esperanzas y sueños se desvanecieron cuando fueron abandonados en ese oscuro y terrorífico mar.

Les habían prometido tantas cosas… Y ella solamente quería vivir en paz, sin una guerra que hiciese que cada bocanada de aire fuese importante, puesto que no sabías si en unos minutos seguirías vivo y sería la última. Quería vivir sin temer ser secuestrada, violada o asesinada a cada paso que diesen sus pies. Quería encontrar un lugar dónde hubiese trabajo para todos, dónde pudiese criar a su hijo y no preocuparse porque una bomba cayese encima de la cabeza de su pequeño cuando estuviese en el colegio.

Así perdió a su primer hijo.

Y ellos le habían ofrecido a su familia la posibilidad de alejarse de todo aquello,  al igual que a tantos otros.  Abandonar el infierno para siempre, adentrarse a mar abierto para enfrentarse a un futuro lejano y maravilloso. Cualquier destino puede parecer el paraíso cuando has convivido con el diablo.

Promesas vacías a las que todos ellos se aferraron cómo a un clavo ardiendo. Dieron todo lo que tenían con la promesa de llegar a un nuevo continente donde podrían empezar de cero.

Se lo habían arrebatado todo y no podían hacer nada por cambiarlo.

Nunca pensaron que fuese a ser un viaje fácil, sabían que podían morir intentándolo, pues la cantidad de historias que circulaban hacía estremecer al más aguerrido guerrero.  No estaban locos, no eran suicidas y amaban la vida.  No abandonaban sus raíces y su alma por gusto.

El terror de lo que dejaban atrás hacía que valiese la pena el riesgo de ignorar esas historias y arriesgarse, sacrificando todo lo que habían conocido.

Siente los párpados pesados y se obliga a no cerrar los ojos. Intenta cambiar de posición pero un gruñido proveniente de su derecha la hace desistir y su pequeño suelta un gemido apenas audible. Le susurra al oído, tratando de darle el consuelo que sólo una madre puede dar, aún cuando no tenga la certeza de que todo vaya a acabar bien. Sus ojos se cruzan con los de su marido, que se mantiene muy cerca de ellos. Tiene unas horribles ojeras, la mirada vacía y triste. El rostro lleno de prematuras arrugas no parece mostrar ninguna reacción, podría ser otro más de los cientos que viajan con ellos.

Pero no lo es, es su marido, el hombre que juró protegerla y cuidarla. De repente él aprieta levemente su brazo y ella puede leer en su semblante lo mucho que siente esa situación.

Él tampoco cree que vayan a llegar al final de su viaje.

*

En un lugar, no muy lejos de allí, un niño se queja y pide a su madre que le deja estar despierto mirando la televisión media hora más. Una pareja celebra su primer año de casado brindando con cava y un joven estudiante da un sorbo a su bebida energética para mantenerse despierto y continuar estudiando. Jóvenes se emborrachan y bailan sin freno y unos padres primerizos se levantar para calmar el llanto de su bebé.

Todos ellos tienen mantas, calefacción y comida caliente que llevarse a la boca. La palabra ‘refugiado’ no les es ajena, la oyen en la televisión o en la radio de vez en cuando. Muchos menean la cabeza con tristeza e impotencia escuchando el número de muertos en naufragios, las duras condiciones de vida y las guerras que parecen ocurrir muy lejos de allí.

Hasta que cambian de canal y sus pensamientos pasan a otros quehaceres y preocupaciones.

Políticos discuten, se hacen visitas de cortesía y prometen cosas que no van a cumplir. El tema surge una y otra vez, unos radicalmente en contra y otros dispuestos a echar una mano, con la esperanza de ganar un decisivo puñado de votantes.

Pero ellos siguen siendo cifras, ¿En qué se ha convertido Europa? ¿Seguirá negando el asilo y cerrando sus fronteras si los refugiados viniesen de otro lugar? ¿Continuarían negándose a dar la mano a gente que cree diferente a ellos argumentando que puede haber gente peligrosa que entre en sus territorios? ¿Seguirá mirando hacia otro lado mientras la gente muere?

El bebé que sostiene una mujer en sus brazos o el anciano al que a duras penas le sostienen las piernas no tienen nada de peligrosos. Las familias enteras que se desquebrajan al intentar llegar a Europa no son nada distintas a las de dicho continente. Padres lloran la pérdida de sus hijos, todos ellos sienten y padecen, añorando un pasado que no volverá, confiando en un futuro que nunca llegará.

Una vida debería valer y tener los mismos derechos en Oslo que en África pero no es así y el mundo cierra los ojos y se empeña en creer que es un problema de otros.

Mientras el mar devora vidas, Europa duerme y nadie es capaz de despertarla.

*

Y más cerca de ellos de lo que pueden imaginar,  en aguas abiertas, se desata el caos, pasa tan rápido que no le da tiempo a reaccionar y se queda quieta, paralizada, sin comprender porque de repente nada es seguro bajo sus pies y porque hay personas gritando a su alrededor.

Alguien tira de ella hacia arriba, hacia la parte de la patera que todavía no se ha hundido.  Se encuentra con los ojos amados, que intentan mantenerla a flote y, aterrorizada, es consciente de que va a morir.

Segundos que duran minutos, minutos que se convierten en interminables horas mientras la multitud intenta desesperadamente sujetarse a lo que todavía queda de la embarcación.

Algo la golpea y ella intenta sujetar a su pequeño, sin éxito. El niño suelta un pequeño grito que le destruye el alma para luego caer en las oscuras aguas. Y es entonces cuando ella suelta un alarido, grita el nombre de su hijo y se echa a llorar, mientras el mar arrastra al abismo lo que queda de su precario medio de transporte llevándose consigo a cientos de personas que se hunden inexorablemente para no regresar nunca más.

Ella también cae, sin fuerzas y todavía repitiendo el nombre de su hijo entre sollozos, hasta que también es abrazada por las olas.

Desde las aguas, entre torpes chapoteos y gritos exasperados que hielan la sangre, la muerte les sonríe.

Las personas bajas

Soy un hobbit, no puedo esconderlo más. De hecho hay gente que me ha conocido y me ha dicho: ¡pensaba que eras más alta!

tumblr_nolccze6zx1rwxgxjo1_500

Pero ser un hobbit tiene sus inconvenientes, aquí algunos de ellos:

  • Los pantalones piratas se convierten en pantalones largos o si tienes suerte, en pantalones pesqueros (creo que se dice así) que es lo que me suele pasar a mí.
  • Jerséis que te quedan de vestido.
  • O vestidos cortos que te llegan por la rodilla o más allá.
  • O camisetas un poco largas que también acaban siendo vestido. Sacadme del bucle.
  • Hacemos estiramientos, saltos, escaladas y posturas imposibles para coger cosas a las que no llegamos (siempre que no disponemos de un taburete e incluso disponiendo de uno).
  • Por no hablar de que siempre te quedas atrás cuando vas paseando con alguien más alto y tienes que correr para llegar a su altura. Lo peor es que te dicen: “Estoy caminando despacio”.
    tumblr_inline_oj9obaa2wx1qh8idc_500
  • Hablas con alguien y  acabarás con un dolor de cuello impresionante de tanto mirar arriba.
  •  No hablemos del transporte público en verano.
  • Siempre te toca ponerte delante en las fotos grupales porque sino, no se te ve.
  • A veces usan tu cabeza u hombro para apoyarse.
    tumblr_o2rggx3j601qj4315o1_500

Y tú estás cómo:

tumblr_nuqpgpvbkp1qj4315o1_500

¿Se os ocurren más desventajas de ser bajitos?

 

Animales fantásticos y dónde encontrarlos (película)

1024_2000

spoilers

En Europa el caos lo domina todo de la mano de Gellert Grindelwald, el mago oscuro más poderoso que hay en el mundo.  Que por cierto me encantó cómo empieza la peli con los periódicos con noticias relacionadas con él y demás.

Pero hablemos de nuestro protagonista Newt Scamander, que conocíamos como autor de uno de los libros que los estudiantes tienen que comprar para sus clases en Hogwarts.

HABLEMOS DE NEWT SCAMANDER.

tumblr_o95t5uokhh1tui2xro4_540

Newt viaja a Estados Unidos con su extraña maleta (que podría rivalizar con el bolso de Hermione Granger) repleta de criaturas mágicas a las que protege y cuida.

Las normas respecto a utilizar magia y a las criaturas mágicas en Estados Unidos son más estrictas que en Inglaterra. También hay una secta, las Salemitas, que quieren quemar a los brujos y acabar con ellos.

Un accidente hace que la maleta de Newt se extravíe y acabe yendo con un muggle no-maj que es cómo allí llaman a los muggles, que me recordaba a Vernon Dursley pero siendo gracioso y simpático (y algo más delgado) y junto a Tina,  una aurora a la que suspendieron del puesto.

Paralelamente a esto algo o alguien está causando destrozos y muertes en Nueva York y llegan a pensar que lo ha causado una de las criaturas de Newt. Los protagonistas (con la ayuda también de la hermana de Tina, Queenie) salvarán a las criaturas y descubrirán quién fue el verdadero causante de todo el terror que está viviendo Estados Unidos.

La peli me ha gustado mucho, me encanta el prota (pero eso era esperable siendo Eddie Redmayne) y la pareja de Jacob/Queenie. La única que a mi parecer me ha sobrado un poco es Tina, no me gustó mucho su personaje. ¡A ver si mejora un poco en las próximas pelis!

Y tengo que mencionar la escena en la que vemos el interior del maletín de Newt, conociendo a sus criaturas, me pareció preciosa.

Me sorprendió la manera en la que iban a ejecutar a Tina y Newt, nunca antes habíamos visto maneras de ejecutar a magos por parte de un gobierno, ¿no? También me pasé media peli preguntándome dónde diablos estaba Grindelwald, sospechando de cierto personajes hasta que… ¡tachán!

tumblr_ogy7d7eudq1t5k4hgo4_250

¡Quiero uno!

 

La ladrona de libros (película)

the_book_thief-555218046-large

Tengo pendiente el libro desde hace mucho tiempo (de hecho me lo recomendaron y todo y todavía no lo leí, pero supongo que ahora lo cogeré con más ganas) y voy y primero veo la película.

spoilers

El narrador  es la muerte (supongo que en el libro será igual), cosa que ya le da un enfoque diferente.

Liesel Meminger viaja junto a su madre y su hermano pequeño en un tren. Su hermano muere y ella se guarda un libro que encuentra al lado de la tumba. Resulta que es dada en adopción a un matrimonio mayor (la mujer se va pero no me enteré muy bien a dónde o no presté atención, sé que era comunista o eso dan a entender).
Parece que Liesel no se va a adaptar bien a las clases cuando le hacen escribir su nombre en la pizarra y ella dibuja tres cruces porque no sabe leer ni escribir. Los niños se burlan de ella y en el patio ella se pega con un niño por volver a insultarla. El pequeño Rudy Steiner se interesa por ella y ambos se hacen amigos.

tumblr_mvju9qv6kx1r9t79ho2_500

tumblr_mvju9qv6kx1r9t79ho3_500

En casa, la madre adoptiva de Liesel es muy estricta pero el padre es más blando y acaba aprendiendo a escribir y leer con él, teniendo en el sótano un diccionario dibujado en las paredes.
La vida en la Alemania nazi se hace patente, vemos a Liesel y Rudy junto a otros niños formando parte de las juventudes hitlerianas, sin entender muy bien lo que pasa, cantando de memoria canciones que idolatran a Hitler y al régimen e incentivando el odio hacia los judíos. Me llamó la atención también que a Rudy le gusta el atletismo y desea ser negro como un atleta y que no entiende porque no puede querer serlo.
Pero lo que más me dolió fue cuando hacen una hoguera y todo el mundo tira libros al fuego. Liesel rescata uno de las brasas y se lo lleva a escondidas, aunque a su padre y a la mujer del alcalde no se les pasa por alto. Más adelante esconden en casa a un judío que huyó durante la noche de los cristales rotos y se hacen amigos. Te pasas media peli pensando que lo van a encontrar, se lo van a llevar o va a morir ahí congelado de frío.
Pero todo el drama pasa al final… ¡Y vaya si hay drama!
Hubo algún trozo que se me hizo un poco lento y por supuesto pasan más cosas, cómo la que da al título de la peli, pero tampoco quiero spoilearlo todo. No está mal pero seguro que el libro es mejor.
Siento que es una peli de pérdidas, que se centra más en lo emocional, en la forma de ver y vivir de una niña en esa época, teniendo en cuenta que empieza con la muerte de su hermano y su separación con su madre y todo lo que pierde al final. También un poco en la mentalidad de la época, el miedo y en lo importante que es la cultura y cómo los que están en el poder quieren un pueblo ignorante y que siga a pies juntillas todo lo que dicen (esto se puede ver en la escena e la hoguera de libros).
No me hagáis caso porque en realidad no sé ni lo que digo. Por cierto pasan los años y los niños no crecen.

Anteriores Entradas antiguas