La sonata del silencio (Paloma Sánchez-Garnica)

9788408127055

Tengo que decir que me encanta la portada.

Posguerra, dos familias que estuvieron unidas en el pasado por una gran amistad. Pero redecillas, errores y secretos del pasado han hecho que las cosas sean diferentes. No ayuda el hecho de que por culpa de esa amistad, una de  las dos familias acabó perdiéndolo todo y arruinándose.

spoilers

Marta Ribas, junto a su marido Antonio Montejano y su hija Elena, viven en un piso pequeño sin apenas dinero para sobrevivir. Han pasado de tenerlo todo a quedarse en la ruina y depender de la familia Figueroa, pues Antonio ha acabado trabajando para él. Rafael Figueroa y Antonio Montejano eran amigos de toda la vida y por culpa de esa amistad, Antonio acabó en la cárcel por ayudar a Rafael en un asunto turbio en el pasado del que Antonio no era culpable.

Todo empeora más si cabe al estar Antonio enfermo y no tener dinero (ni querer aceptar el de Rafael) no solamente para sobrevivir sino también para conseguir la preciada penicilina que le salvaría la vida. Ni el trabajo en la notaría de su amigo Rafael, ni el de su hija Elena en una zapatería son suficientes.

Ante esta situación, Marta Ribas, consigue un empleo acompañando a una rica italiana (Marta sabe varios idiomas, siendo hija de un diplomático) y todo su mundo empieza a cambiar. Haciendo frente a la oposición de su marido a que trabaje, a las habladurías del bloque de pisos y a otras situaciones, Marta saca adelante a su familia y empieza a cuestionarse algunas cosas sobre su marido y la vida que quiere llevar. Sobretodo sobre la música, que era lo que le hacía vivir.

También tenemos a su hija Elena, joven inocente, responsable y trabajadora que acaba metida en líos por el irresponsable hijo de Rafael Figueroa. Pasan muchas cosas con ella pero no quiero spoilear, aunque por suerte al final tiene final feliz.

Los personajes secundarios, que no parecen tener gran importancia en la trama al principio, cobran un gran protagonismo como Basilio Figueroa (quién no me gustaba nada al principio) o el juez Mauricio (aunque mostrando un personaje oscuro siendo antagonista).

He de decir que no me gustaban los personajes masculinos, Antonio sin querer que su mujer trabaje, Rafael con su obesión enfermiza sobre ella, de Mauricio no hablemos con todo lo que le hace a Elena, Eutimio el perrito faldero de Rafael con sus chanchullos… El único que merecía la pena era el violinista Hanno y después Basilio. Es que ni el novio de Julita, la amiga de Elena, me gustaba, tiene un morro que se lo pisa.

Me he pasado todo el libro creyendo conocer el final de Marta pero no fue el que me esperaba y me ha quedado una sensación agridulce, no me parece justo. Sensación agridulce porque por una parte Elena acaba bien huyendo con Hanno pero su madre no tiene el final que merecia. 

Me ha encantado el libro, sus personajes están bien creados, con sus luces y sombras y es una novela creíble, que se lee rápido a pesar de sus 800 páginas y que te engancha enseguida.

Sí, hay serie (y no voy a negar que me dio curiosidad el libro al oír de la serie)  y algún día la veré.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: