Balto, la leyenda del perro esquimal

No es un perro ni es un lobo, solo sabe lo que no es. Si pudiera ver lo que sí es…

balto2

¿A que vosotros de pequeños también teníais películas que os sabíais de memoria? Pelis que veíais como mínimo dos veces (o más) a la semana y por las que guardáis un cariño especial. 

Pues esta es una de ellas, de pequeña la vi mil veces y uno de mis perros se llama Balto como consecuencia.

Me ha dado la luna por verla de nuevo (¡tumblr culpable!) y aquí vengo a comentarla.

Balto es una película de animación dirigida por Simon Wells en el 1995 sobre Balto, un cruce de perro y lobo. Está basada en la historia de Balto, un perro husky siberiano que se hizo famoso al conseguir guiar con éxito un trineo con medicinas hasta Nome, a pesar de no ser considerado apto para este tipo de misiones.

La película comienza con una mujer mayor y su nieta paseando por un parque de Nueva York. La abuela está buscando un monumento y mientras lo busca, comienza a relatar una historia a su nieta.

Entonces la historia nos sitúa en Nome (Alaska), dónde hacen competiciones de carreras de trineos tirados por perros para ver cuáles son los perros más aptos y en la que Steele, el perro husky antagonista de la historia participa siendo el claro favorito (y haciendo trampas).

Con la única compañía de un ganso ruso llamado Boris, quién cuidó siempre de él, Balto es mitad lobo y mitad perro y no es aceptado por los otros perros, excepto por Jenna, una perra de la que está enamorado.

anigif

 Steele también está enamorado de Jenna y hace todo lo que puede para molestar a Balto y hacerle la vida imposible como todo antagonista suele hacer en esta clase de pelis.

Balto vive queriendo ser aceptado y preguntándose sobre sus orígenes, deprimido por lo mal que lo tratan en el pueblo.

Un día una epidemia de difteria se extiende por el pueblo de Nome y todos los niños (incluida la pequeña dueña de Jenna, Rosy) enferman. Por culpa de las condiciones climáticas resulta imposible llevar las medicinas por barco y por avión. La única manera de conseguir traer las medicinas es llevarlas en ferrocaril hasta Nenana, a 1000 km de Nome y desde allí confiar en los perros que debían recorrer esos kilómetros tirando del trineo con las medicinas hasta Nome.

El trineo es guiado por Steele, quién se pierde en medio de la tormenta y no es capaz de guiar a los demás perros. Balto llega para ayudarles y hace todo lo posible para conseguir traer las medicinas a Nome. Al final lo consigue, superando las dificultades que el clima y Steele ponen en su camino. Steele no quiere que Balto lo consiga, pues no le importan los niños, sino el éxito que puede conseguir al lograr la hazaña.

No me gusta nada el personaje de Steele pero bueno alguien malo tenían que poner (sin contar el oso que les ataca).

Balto conseguirá traer las medicinas a tiempo y la película finaliza con la escena de la abuela y la nieta frente al monumento de Balto, el perro en el que está basado la película. La abuela da las gracias a Balto, dando a entender que sin él estaría perdida y haciendo al espectador darse cuenta que ella es Rosy de mayor.

balto

Me ha gustado mucho verla de nuevo, aunque no me hacen mucha gracia los dos osos polares que salen (que supongo que son oseznos).

Por cierto me he pasado la película pensando las razas de todos los perros que salen xD

Creo que me gusta tanto porque adoro a los perros y porque pienso en la historia en la que está basada la película del verdadero Balto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: