Cuentos desde el reino peligroso

“Cuentos desde el Reino Peligroso” recopila cinco relatos escritos por Tolkien y que yo sorprendentemente no había leído, así que le he puesto remedio.  Vi de casualidad este libro un día que caminaba por cierta tienda famosa de libros, aparatos electrónicos, merchandising y otros productos. No es la primera vez que encuentro libros interesantes cotilleando por ese lugar. Es una buena manera de descubrir cosas, lo recomiendo a todo el mundo.

El libro que tengo yo está ilustrado por Alan Lee (¡me encanta este hombre!), que por cierto también tengo una edición de ESDLA ilustrada por él.

Este hombre demostró que podía escribir sobre lo que fuese y si pensáis que el nivel no será tan bueno como sus obras más famosas, os equivocáis.  La imaginación y la exquisitez literaria que destila, me encandila y he disfrutado mucho leyendo.

A mí el cuento que más me ha gustado ha sido el primero, “Roverandom” pero ahora os hablaré de ellos uno a uno, aunque resumido.

Roverandom:

Ilustración de Alan Lee.

Ilustración de Alan Lee.

Rover es un perro que juega feliz con una pelota hasta que se encuentra con un brujo y le muerde.  El brujo le castiga convirtiendo al pobre Rover en un perro de juguete más pequeño y con cara suplicante que sólo puede moverse por la noche.

Pero Rover acaba viajando por el mundo hasta llegar a lugares lejanos como la propia luna o el fondo del mar.  Tanto en la luna como en el mar, conocerá a un perro que también se llama Rover y por eso a él le apodarán con el nombre de “Roverandom”.

Me encanta el hecho de que se explican fenómenos como un eclipse lunar por criaturas que viven en la luna. Y creo que también es el cuento que más me ha gustado porque me imaginaba a alguno de mis perros yendo a correr aventuras de aquí para allá, aunque me daría la histeria de tenerle fuera, así que yo le acompañaría a todo.

Egidio, el granjero de Ham:

No encontré la ilustración que sale en el libro :( 

Creo que este es el cuento que menos me ha gustado pero no por eso es malo.  Yo creo que nada de lo que sea escrito por este hombre es malo. Puede gustarte o no gustarte pero es incuestionable su buena literatura y lo bien que escribía.

El protagonista de esta historia es Egidio de Ham (tiene un nombre muy largo pero ese es para abreviar y como se le conoce en el cuento) y un buen día su perro le avisa de que viene un gigante a destrozar la aldea y… ¡que ha aplastado a la vaca del granjero y todo!

Es entonces que Egidio se presenta con su trabuco y la casualidad hace que consiga disparar al gigante por accidente, este se alejará pensando que le ha picado un molesto insecto.

El rey se enterará de este hecho y le regalará una espada a nuestro protagonista. Se hace famoso por este hecho y aparecerá un dragón al que también le dirán de hacer frente.

Está bien porque un hombre humilde por el azar de una aventura (en este caso derrotar a un gigante sólo por suerte) se convierte en alguien poderoso e importante. Pero a mí no me caía bien este granjero.

Las aventuras de Tom Bombadil:

Otra ilustración de Alan Lee.

Otra ilustración de Alan Lee.

¡Sí! ¡Es el mismo Tom Bombadil que sale en “El señor de los anillos”, aquél gracioso hombrecito que vive con Baya de Oro en el Bosque Viejo y que adoro.

Son una serie de poemas, casi todos de la Tierra Media. Me ha gustado que haya una explicación antes de empezar los poemas y algunos nos dan a entender que están escritos por Bilbo, Frodo o Sam. Por ejemplo tenemos el poema que sale en ESDLA del olifante o el de los tres trolls que Sam canta en la cima de los vientos me parece que era.

Además se leen todos los poemas muy rápido.

El herrero de Wootton Mayor:

alan_lee_tales from the perilous realm_smith of wootton major_02

Más de Alan Lee.

Cada veinticuatro años se celebra una fiesta, dónde el cocinero debe preparar una Gran Tarta y repartirla entre unos niños que han sido elegidos expresamente para la ocasión. Entre los trozos de tarta se esconden regalos y chucherías. El cocinero se ha ido y tiene que preparar la tarta Nokes, quién no es tan bueno para hacerlo. En realidad es Alf, un aprendiz, quién acaba haciendo todo el trabajo.

Nokes encuentra una estrella que se le antoja extraña y que Alf le dice que es mágica. Nokes no se lo cree y la pone en la tarta. ¡Y entonces un niño se la traga!

Ese niño será herrero más adelante y gracias a la estrella podrá viajar al Reino de Fantasía.  Y no cuento nada más.

Hoja de Niggle:

Me encanta esta ilustración. Como todas las de el post, de Alan Lee.

Me encanta esta ilustración. Como todas las de el post, de Alan Lee.

Otro de los que más me han gustado.

El cuento comienza con Niggle, pintor que tiene que hacer un viaje que no quiere realizar. Los vecinos siempre le están pidiendo cosas y él las hace de buena fe pero está un tanto harto. Pero no tiene casi tiempo para poder dedicarse a su cuadro, del que suele pintar con mucho detalle las hojas.

Un día su vecino Parish le visita y le pide que vaya a buscar al médico porque su mujer está enferma y él con su cojera no puede ir. Y también que necesita arreglar las tejas de su casa por las goteras.  Niggle va muy a su pesar en busca del médico, en bicicleta y con un gran chaparrón que le cae encima y al final acaba cayendo él enfermo también.

Cuando se recupera vuelve a su trabajo pero viene un inspector que le dice que debió haber reparado las goteras de su vecino usando su lienzo.

Pronto llega el chófer y se lo lleva a una estación dónde acaba en un hospital, dónde hará trabajos de carpintería o cavar.

Finalmente cuando sale se encuentra con Parish y ambos se encuentran dentro del paisaje que Niggle estaba pintando.

Creo que es buena literatura tanto para niños, que aprenderán palabras nuevas y disfrutarán con cuentos, como para adultos que se embelesarán de tan bella literatura y pensarán.  Las historias pueden parecer raras pero te llevan a un mundo de fantasía y tiene sabios pensamientos, si sabes encontrarlos.

En la edición de mi libro también hay una introducción de Tom Shippey y dos apéndices: Sobre los cuentos de hadas por el mismo Tolkien que nos da una idea de su manera de pensar y un epílogo escrito por Alan Lee.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: