Querido Harry

Os presento la iniciativa de un fan de Harry Potter que me pasaron el otro día. Se trata de “Querido Harry”, un libro hecho por y para fans de la saga. Los beneficios irán a parar a la asociación benéfica “Lumos” de Rowling.

¿Qué tienes que hacer? Tan sólo enviar una carta cuyo destinatario sea Harry o Rowling y rellenar un formulario.  Las mejores cartas serán las escogidas para formar parte del libro. En el caso que no nos escojan la carta, no pasa nada. ¡Merece la pena escribirlo igualmente!

Cómo yo me explico algo mal y he sido breve aquí os paso el enlace dónde lo explica todo:

Rowlingistas: Querido Harry

¿Os animáis? ¡Venga, que no cuesta nada! Y además es muy bonito escribir la carta, yo me lo pasé muy bien. Aunque bueno siempre me lo paso bien cuando escribo.

Aquí os dejo la mía, a ver qué os parece:

Querido Harry:

¿Recuerdas la primera vez que nos vimos?  Eras tan pequeño y delgado que pensaba que ibas a salir volando, que te ibas a hacer añicos como un pequeño jarrón de cristal, agazapado en un rincón del vestíbulo, bonito por fuera, pareciendo mucho más fuerte de lo que es y destruido en mil pedazos transparentes por un tropezón de un inconsciente.

Tu primo podía hacer lo que quisiese contigo y poco a poco me fue maravillando las muchas lágrimas que no derramabas, la entereza que demostrabas. Y los años perdidos en un hogar que sin embargo no tiene ese significado para ti. Los maltratos y una rutina que podrían haberte dejado huella, parecieron no hacer mella en ti. Cicatrices de una vida que te hicieron mucho mejor persona que alguien que ha sido criado entre algodones y que cae con el más leve susurro del viento.

Descubrir tu pasado fue mucho más emocionante de lo que ambos pensamos que sería. No lloraste la muerte de vidas arrancadas demasiado deprisa.  De unos sueños de dos personas que se querían más que nada en el mundo y que no pudieron verte crecer.

La cicatriz tomaba otro significado y todos te señalaban por algo que tú no habías buscado. Y tu espíritu se fortaleció, la sangre derramada de inocentes te daba fuerzas. Corría por tus venas la valentía y la lealtad, aún cuando te sentías insignificante y eras demasiado pequeño para darte cuenta.

Sobreviviste.

Y conociste un mundo que yo estuve dispuesta a vivir a tu lado, la magia nos abordó y ambos practicamos hasta que conseguimos transformar animales en tacitas de té, y hacer volar objetos moviendo la varita.

Y casi pudiste alcanzar el reflejo que siempre quisiste conocer. Te sentiste en el cielo y lágrimas perladas iluminaron mi rostro al contemplaros.

La piedra no era nada  y creí en ti desde el mismo momento que me di cuenta que dentro de tu corazón valen más las vidas de otras personas que la tuya propia.

Supe que desde aquel mismo instante ibas a ser mucho más grande que la fama que te había precedido anteriormente. Y ni los más grandes magos podrán jamás demostrar un amor tan maravilloso y especial como al que a ti te ayudó a enfrentarte a tu propio destino y destronar al mal.

Los insultos, los desprecios y las miradas hostiles te hacían más fuerte y madurabas mucho más deprisa que otros chicos que tu edad.  Y el color verde se enfrentó a sí mismo, y el basilisco nada pudo hacer con su mortífera mirada contra el chico de los ojos del color de la esperanza.

Y la esperanza renació y el señor oscuro desapareció entre tinta, maldiciendo aquellas dos luces verdes que conocía tan bien y que tanto daño le habían hecho.

Me hubiese gustado que vieses mi sonrisa cuando me di cuenta que la felicidad llegaba a tu vida. Porque encontrar a tu padrino fue mucho más de lo que nunca pudiste desear.

Es extraño como la felicidad parece esfumarse como el humo de una hoguera apagada que poco  a poco pierde la fuerza.  En un momento sentiste que los pilares que podían darte el equilibrio, cariño y comprensión en un hogar, cómo siempre habías deseado, se derrumbaban y no podías hacer nada más que correr para ponerte a salvo, antes de ser aplastado por los escombros.

El temido beso no llegó porque te sobrepusiste y lejos de agachar la cabeza y llorar, salvaste a ese hombre que sería tan importante en tu vida.

Superaste pruebas que a otros les habrían hecho temblar de miedo y el terror casi te nubla la mente cuando viste la muerte de cerca, como si nunca antes te hubieses enfrentado a ella. Cómo si todo lo que habías luchado y obtenido hasta ahora formase parte de un pasado muy remoto.

Pero la magia fluye en ti de una manera que puede iluminar el túnel más oscuro y despiadado.

¿Por qué sobreviviste de nuevo? Podrás preguntártelo muchas veces y quizá obtengas la misma respuesta.  Mientras siga en tu corazón esa fuerza para seguir adelante, mientras no te rindas y creas que hay esperanza en el mundo, tu llama no se apagará. Y prevalecerá en ti el amor que la oscuridad tanto odia, pues del amor llegaste al mundo y supiste dar forma a ese amor.

Y el final podía estar cerca pero yo sé que siempre vas a estar presente dentro de mi alma, porque mi alma os pertenece a ti y a todos los amigos que juraste proteger. Porque yo los protegí contigo, lloré junto a la tumba de aquellos a los que ambos amamos. Y deseé que la magia nunca dejase de aparecer.

Se ha cumplido, tus desvelos y todo lo que has sufrido ha tenido un resultado que yo siempre supe que alcanzaríamos. Porque por muy oscuro que sea el camino, un solo resquicio de luz basta para resquebrajarlo. Y tú eres esa luz.

Querido Harry, gracias por dejarme compartir tantos momentos contigo, por enseñarme que vale mucho más no dejar de creer en ti mismo que todo lo que los demás puedan decirte. Por hacerme sentir diferente y por mostrarme que cada uno de nosotros guarda en su interior la magia más hermosa de todo el universo.

La magia que nos conecta y nos hace formar parte de un todo. Y es esa magia lo que me da fuerzas para seguir adelante, cuando las tenazas de la desesperación acuden a mi puerta.

Y gracias a Rowling porque me ha permitido conocerte. Y nunca dejaré de agradeceros lo importante que sois en mi vida.

Porque ahora sé que por muy arduo que sea el camino y por muchas veces que me caiga y crea que no puedo levantarme, lo haré y no voy a dejar de soñar.

¡Ojalá participe mucha gente!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: